EnFoco

Martin Ariel de Pasquale “Surrealismo a escala surrealista”

Por: Thays Roque Arce y Héctor García Torres          Fotos: Cortesía del entrevistado Entre los más prolíficos autores del arte digital se encuentra Martin de Pasquale, con quien tuvimos la […]

Por: Thays Roque Arce y Héctor García Torres

         Fotos: Cortesía del entrevistado

Entre los más prolíficos autores del arte digital se encuentra Martin de Pasquale, con quien tuvimos la oportunidad de intercambiar palabras. Cada obra de este fotógrafo argentino es una presentación provocativa de la realidad, compuesta de manera atractiva, arriesgada y diferente. Conozcamos, sin más preámbulos, a este impresionante artista.

 ¿Cuándo comienzas en la fotografía?

Comienzo con la fotografía para cambiar un poco las técnicas que ya conocía. Mi base es el arte, y desde muy pequeño pinto, dibujo y esculpo. Con el tiempo, experimenté con una pequeña cámara pocket (de las hogareñas) y las empecé a editar, y ahí empezó todo. Esto fue hace alrededor de siete años.

Me apasionó tanto lo que podía hacer que decidí invertir, y con mucho esfuerzo compré una cámara réflex, y de ahí en más no paré.

¿Cómo explicarías tu estilo, lo que haces?

Mi estilo es algo así como “mi interpretación de ciertas cosas”. Podría decirse que se trata de una mirada un tanto artística, pero es realmente una técnica que descubrí muy útil para mi propósito.

Si bien antes hacía lo mismo pintando, con la fotografía -y con la edición- encontré un vehículo muy maleable y simpático para trabajar, y al mismo tiempo que logra adaptarse muy bien a las nuevos medios. Si tuviese un rótulo, sería “versiones distorsionadas de una habitualidad”

¿Cuáles son tus referentes fundamentales?

Uf, por dónde empezar… Mi vida es un recorrido de referentes. Asisto a eventos constantemente, viajo cuando me es posible, también voy a museos, muestras, exposiciones y demás. Inclusive soy un apasionado por los libros en general, pero sobre todo los libros de arte y diseño.

Cito dos ejemplos que me parecen pertinentes, y mostrando que generalmente están fuera del ambiente fotográfico: Stefan Sagmaister, un director / diseñador muy reconocido, y Pawel Kuczynski. Tienen algo que me interesa muchísimo: el poder de síntesis, de ellos se puede aprender mucho: cómo demostrar un concepto o una idea, con una simple imagen. Su técnica, en este caso, es ilustración, pero es indistinto.

 ¿Cuándo te empezó a interesar la posproducción de las imágenes fotográficas?

Estudié diseño gráfico y publicidad, de modo que todo está vinculado. Ya usaba las herramientas como trabajo, pero nunca aporté mi cuota de arte con ellos. Y cuando empecé a experimentar, como dije antes, se me abrió un mundo nuevo.

¿Cuánto tiempo te lleva terminar una de tus obras, desde que concibes la idea inicial?

En todo lo que tengo a mi alrededor busco inspirarme. Suelo leer mucho, ir a exposiciones de todo tipo. Todo eso me alimenta. Luego, no sé en qué momento todo puede a conjugar en una idea. Hay muchos diseñadores, artistas, fotógrafos, e incluso arquitectos que me dan siempre material para ver e inspirarme.

Por eso, siempre llevo conmigo un block de notas y cuando se me ocurre algo, lo anoto. Luego queda ver cómo hacerlo de la mejor manera posible.

Este es el proceso más difícil, la idea. Una vez que surge, todo camina bastante rápido. Obviamente depende de la técnica, si es sólo montaje, si requiere 3D, o más recursos, etc., pero puedo tardar desde horas hasta días, incluso algunas de esas ideas se quedan en el proceso pues dejan de gustarme.

¿Qué consejo le darías a alguien interesado en la línea de arte digital?

Que se llenen de contenidos, de referentes. También creo que el trabajo que uno hace hay que mostrarlo, esté lindo o feo, bueno o malo, amateur o profesional. Hay que liberar los trabajos a los ojos de los demás, que efectivamente para eso trabajamos, para mostrarle al otro nuestra forma de ver el mundo. Aceptar críticas, sobre todo las malas pero objetivas, que ayudan a crecer y obviar los ataques innecesarios, y seguir y seguir.

¿Qué opinas de la relación entre el arte digital y la propia era digital en que vivimos?

Bien utilizado, el arte digital es un gran medio de comunicación en estos tiempos, sin embargo, me molesta mucho el exceso. Aunque no lo parezca, no suelo estar en redes sociales, sólo uso Facebook, y muy de vez en cuando, cuando subo un material o hablo con mis amigos.

No tengo un smartphone, o WhatsApp ni nada. No por ser antitecnológico ni antisocial, es que simplemente me siento invadido con tantas cosas. Eso suelo usarlo muchas veces como punto de partida para algunos de mis trabajos.

Los modos cambian, y seguirán cambiando. La era digital vigente no debe verse como el enemigo, sino saber cómo usarla, y exprimirla lo más posible.

Creo que mi caso es un ejemplo típico: del arte clásico al digital. Inclusive, mis inicios en la fotografía fueron en su etapa analógica y con tiempo, mucho tiempo, pude pasar a una cámara digital. Pero la verdad, pasar por esas experiencias solidifican los cimientos de uno, el conocimiento se amplía y sobrepasas la línea media de tantos pseudo fotógrafos que sólo tienen una cámara.

Creo que sacar una foto y subirla no es arte, soy muy amigo del concepto y la idea detrás, y cuando el trabajo es bueno, se nota todo ese trabajo detrás.

¿Por qué utilizas la auto referencialidad de forma recurrente? ¿Lo crees tu sello o es solo una excusa para contar historias?

¡Jajaja, me lo han preguntado mucho! En realidad empecé con mi propia imagen porque necesitaba modelo para sacar las imágenes. Como me daba cierta “vergüenza” pedirle a alguien que haga estas locuras, y más a horarios extraños, o cuando salía de trabajar o un domingo por la noche, me sacaba yo mismo.

Luego me quedó como un estilo propio, el autorretrato, algo tan común, y lo adopté.

Te has convertido en un artista cuyo trabajo es, hasta cierto punto, viral. ¿Qué opinas al respecto? ¿Estás feliz con la recepción que han tenido tus fotografías? 

¡Sí!, es algo muy loco, porque jamás lo busqué, simplemente subía trabajo para que la gente lo viera, y aquí estoy.

No tengo como objetivo un lugar, simplemente quiero que circule. Mi trabajo es lo que soy, y lo que quedará de mí, y tiene que hablar por mí.

Me encantaría que no quede en el olvido, sino que la gente lo vea, lo cuestione, le interese, lo guarde, lo comente, o lo que fuere. Sea una persona o mil, me da igual, sólo necesito que se vea. Es lo que quiere todo el mundo en todos los ámbitos, supongo. Como un escritor con su libro, como un pintor y su obra.

Cada tanto surgen exposiciones, galerías, y mi trabajo me ha llevado por varios lados, siempre es bienvenido. Mi objetivo real es que mi trabajo perdure, y se aprecie, cómo y cuándo, no lo sé.

Y si que se haya viralizado ayuda a eso, bienvenido sea.

¿Tendremos la oportunidad de ver tu trabajo en Cuba? 

Siempre me gustó Cuba, y nunca lo conocí. ¡Así que espero una linda oferta para exponer allá, e iré con mucho gusto!

Acerca de revistafullframe

Revista Cubana de Fotografía.

2 Comments

  1. Buenos días, muy interesante el Blog Feliciddes…Saludos

  2. Leonel Fernandez Delgado

    Muy buenas obras fotográficas, Ojala puedas exponerlas en galerias cubanas , estoy seguro que van a gustar mucho porque esto es puro ARTE , Felicitaciones Martin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *